Comenzar el día con un vaso de agua tibia con limón y mantener una alimentación saludable donde predomine las frutas, verduras, cereales  y legumbres, son algunos de los hábitos que pueden contribuir a mantener nuestro sistema inmune en óptimas condiciones para estar sanos y fuertes y de esta manera, prevenir enfermedades, virus y contagios.

 

verduras frescasHoy más que nunca debemos  tratar de llevar una alimentación sana, fundamental para mantener nuestro organismo fortalecido. Uno de los aspectos cruciales para ello, es mantener un  pH equilibrado y esto se logra con una ingesta donde predominen alimentos como las verduras, hortalizas, legumbres, cereales y frutas de estación, con alto grado de vitamina C, como las piñas, pomelos, kiwi y mangos,  además de grasas no saturadas como el aceite de oliva virgen y aceites de semillas, que nos permiten conservar un estado celular alcalinizado, que es lo óptimo para mantenernos sanos.

 

Por el contrario, el consumo de grasas, frituras, lácteos, productos que contienen gluten, como las masas y productos que contienen harinas blancas, además de la proteína animal  y el alcohol, producen el efecto contrario, puesto que acidifican el pH y con ello, nuestro cuerpo se vuelve más vulnerable y propenso a las enfermedades.

Una excelente manera de prevenir el pH ácido es  comenzar el día tomando un vaso de 100 ml. de agua purificada tibia con medio limón fresco en ayuna. Esta simple pero efectiva receta natural contribuirá a regular nuestro pH, y proteger nuestro sistema inmunológico, además de ser una rica fuente de vitamina C, nos ayuda a eliminar toxinas, limpiar nuestro organismo de metales pesados y grasas que se adhieren a las paredes del estómago e intestinos.

Además, actúa como un desinfectante natural de nuestro organismo, contribuye a hidratar el sistema linfático y a regular el sistema digestivo.El ácido ascórbico presente en el  limón es un nutriente esencial para mantener los huesos fuertes, y la esencia del limón tiene propiedades energizantes, por lo que ayudar a reducir nuestra ansiedad y depresión, un estado muy presente en nuestro sistema nervioso por las circunstancias actuales de nuestro planeta.

Así que la invitación está hecha, estos pequeños cambios que, sin duda, contribuyen a tener una mejor calidad de vida y la incorporación de hábitos preventivos como es consumir diariamente agua con limón en las mañanas harán la diferencia en tu vida. Lo importante es ser constante y consciente que el autocuidado es primordial para mantenernos saludables.

 

 

Leave a Reply

WhatsApp chat