El Año Nuevo Chino nos da a los occidentales una segunda chance para arrancar con el pie afortunado, si no lo hicimos en la correspondiente fecha de nuestro calendario. Así que si no dejaron por escrito sus propósitos y si no llegaron a sacar de la casa las energías del año que se retira, esta es la oportunidad de hacerlo. En China se realizan los rituales en vísperas del Año Nuevo, del 31 de enero al 6 de febrero, para que las familias tengan tiempo de prepararse con las limpiezas de sus casas, resolver asuntos pendientes, pasar más tiempo juntas y hacer visitas.

Este año 2022 del Tigre de Agua, tendrá una  energía disponible para accionar sobre la abundancia. La condición de ser prósperos se construye día a día, ejercitando en lo cotidiano el pensamiento positivo y el accionar que lo sostiene en el tiempo. Ocuparse de tener la casa en armonía y bien activada es signo de estar por el buen camino.

Históricamente, el pueblo chino ha tenido un gran aprecio por los tigres, se considera a este animal originario de sus tierras. Su imagen majestuosa está muy presente hasta el día de hoy en las expresiones artísticas simbolizando el poder y el valor. Tradicionalmente es conocido como el rey de todas las bestias. Se les ha adjudicado el don de espantar a los malos espíritus. Así que en la Astrología china el Tigre es una energía valiente y fuerte, a la vez sigilosa que avanza con cautela.

Dentro del Feng Shui, el tigre blanco es uno de los guardianes celestiales y simboliza la protección del hogar. Antiguamente se colocaban tigres de piedra en los sepulcros chinos porque se creía que hasta los demonios tenían miedo ante estas figuras guardianas.

Por su parte, el agua, como elemental regente del año que inicia, trae búsqueda de introspección, fluidez y receptividad para ir acompasando los cambios. El agua también limpia, hace correr los asuntos atascados. Juntos, tigre y Agua muestran como todo en el Universo, sus dos caras: el andar suave y constante y también la impulsividad, la fuerza desbordada.

 

este-ano-tienen-la-energia___xM7GaobzH_720x0__1Año Nuevo Chino 2022: cómo atraer la “buena suerte”
Este año nos abre la posibilidad de nuevos desafíos, nos da energía para explorar recursos personales y afrontar los cambios. En este período tendremos facilitada la conexión con aquellos deseos postergados y energía a disposición para accionarlos.

Llega un tiempo para al fin ser honestos con quienes somos y con lo que queremos vivir. Serán los caminos del autoconocimiento y la introspección los que en verdad activen esos cambios profundos. De nada valdrá colocar talismanes de buena suerte aquí y allá si no estamos dispuestos a salir de la zona de confort y ocuparnos de nuestro crecimiento personal y de esos pendientes eternos en la casa que nos representa.

Desde el Feng Shui, como entendemos que la casa nos representa y también es una vía de autoconocimiento y superación personal, debemos considerar en qué estado se encuentra y cómo accionar en ella.

En China se le presta especial atención al hogar en vísperas del Año Nuevo, cuando ya comienzan los feriados -que esta vez irán del 31 de enero al 6 de febrero- para que las familias tengan tiempo de prepararse con las limpiezas de sus casas, resolver asuntos pendientes, pasar más tiempo juntas y hacer visitas.

Yo recomiendo un plan de soltar, limpiar y explicitar los propósitos. Se puede comenzar revisando especialmente el estado de la puerta de entrada que es la boca del Chi del hogar y determina simbólicamente el presente. Es importante aprender a controlar su estado, ocuparse de su adecuado mantenimiento y protección.

Cada vez que abrimos la puerta de entrada la energía circundante entra a la casa, por eso el Qi de esta área debe estar bien activado. Si las condiciones de luz lo permiten, recomiendo colocar plantas yang del lado de afuera, como la sansevieria o suculentas de forma que ellas realicen una barrera energética.

Usar un felpudo de bienvenida, iluminar el acceso durante la noche para que la puerta no permanezca en penumbras y controlar que el timbre funcione correctamente y que la numeración sea legible. De este modo, la suerte buena no seguirá de largo, las oportunidades convenientes podrán encontrarnos, y el área quedará fortalecida para filtrar malas vibras.

Ya en el interior de la casa, para recibir el Año Nuevo Chino, les traigo una pequeña lista de buenas prácticas que expresan intenciones positivas y comprometidas para estar mejor uno mismo y con los demás:

Soltar: no solo lo caduco, lo viejo, lo que ya no sirve, también esas cosas que a otros pueden serles útiles y que en nuestra casa están ocupando un espacio ocioso.
Limpiar lo que no se ve: abordar esos rincones, objetos y sectores que no entran en la limpieza general diaria. Ventiladores, bibliotecas, hornos, techos, lámparas, debajo y detrás de muebles, cuadros y espejos, etc. El agua con vinagre y limón son limpiadores ecológicos excelentes que además neutralizan malos olores.
Explicitar los propósitos en la casa: cuando nuestro hogar de algún modo expresa o materializa simbólicamente nuestros deseos, entonces estos ya comienzan a tomar forma en el mundo de los infinitos potenciales. Frases positivas, recambio de objetos, cuadros inspiradores, plantas saludables, hay que accionar para que el entorno diario motorice a voluntad y fortalezca la autoestima.

Es importante, si queremos fortalecer nuestra abundancia, que el clima de la casa manifieste este deseo. Algunos hábitos juegan en contra de la abundancia, uno de ellos bastante frecuente es acumular por las dudas. El hecho de juntar cosas, prendas y objetos con la excusa que algún día los podríamos necesitar, es un hábito que ata al pasado y bloquea la prosperidad.

Se trata, entonces, de aprovechar esta celebración para revisar las emociones que emite tu hogar y hacer los cambios necesarios para que inspiren sentimientos positivos y de plenitud. Esto se logra cuando la casa está bien iluminada, cuidada, ventilada y ordenada, cuando los ambientes nos producen sensación de protección y bienestar.

Símbolos del Feng Shui para el 2022

Adquirir algún adorno significativo que actúe como activador simbólico es otra iniciativa que complementa a las anteriores. Aquí les dejo los recomendados especialmente para este año:

Buda de la Medicina
En chino se lo conoce como el “Buda que concede longevidad y mitiga el sufrimiento”. En la tradición budista se los denomina Bhaisajyaguru. Se lo suele representar como un buda de color azul, en referencia al lapislázuli, la piedra azul con diminutas vetas doradas que ha estado asociada desde tiempos inmemoriales con la sanación de los enfermos.

La relación entre esta piedra y la curación data del tiempo de los sumerios, vinculada con la leyenda de la diosa Inanna (Ishtar), quien llevaba un collar de lapislázuli que la protegió contra todos los peligros en su viaje a la Tierra de los Muertos donde resucitó a su hermano. Podemos colocar la imagen del Buda de la Medicina en el Este del living, desde donde protegemos la salud.

Pi Yao para la riqueza
También llamado Pixiu, este ser mitológico es uno de los cinco animales celestiales de buen augurio de la cultura tradicional china. Los chinos lo llaman “bestia de la fortuna”. El Pixiu es poderoso y feroz, por lo que trabaja como un guardia de seguridad de los cielos, resistiendo contra demonios y fantasmas. Su función en la casa es proteger de desastres económicos, ayuda a ganar y ahorrar dinero.

Cuanto más grande abre la boca, más dinero gana. Cuanto más esférica se vuelve su panza, es cuando más dinero contiene. Se caracteriza por un rasgo poco común: tiene boca, pero no órgano excretor. Esto simboliza el poder ahorrar y no perder dinero. Es ideal este año colocarlo en el noreste de la sala de estar, mirando en diagonal hacia la puerta de entrada, pero no enfrentado a ella.

Tortuga cabeza de Dragón
Impulsa tu carrera. Los dragones chinos, en sus diferentes versiones, presentan una anatomía peculiar, combinando partes de serpientes, leones, tortugas, águilas, y toman de ellos sus atributos. Bixi es la tortuga dragón que conjuga la fuerza de dos seres celestiales, otorga sabiduría, nobleza y abundancia.

Es un ser mitológico muy popular en China, ampliamente usado en la arquitectura, la decoración y festividades. Se lo asocia al aliento del Qi y al poder del imperio. Es ideal para fortalecer el área de los proyectos profesionales y emprendimientos, que está en el Sur de la sala de estar.

Chi Lin: el protector de la casa
También se lo conoce como Kirin, es un unicornio mitológico mitad dragón, mitad caballo con cuernos de venado. Los kirines representan los guardianes del hogar capaces de emanar “Qi cósmico” gracias a la cabeza de dragón, siendo leales a sus dueños, por la nobleza y lealtad que caracteriza al caballo fiel a su amo.

Su energía se traduce en la fuerza para alcanzar logros, estimular el espíritu, favorecer la óptima salud, desarrollar virtudes y así alcanzar fama y prestigio en el ámbito que las personas se desenvuelvan. La imagen de esta criatura mítica se coloca en el este del living. Está indicado también en caso de juicios o peleas para su resolución exitosa.

Perros Fu para la puerta de entrada
Aquellas puertas de ingreso al hogar que se encuentren en el noroeste, sur o sureste aconsejo protegerlas este año con una pareja de perros Fu. Se colocan del lado de afuera, mirando hacia el exterior, uno a cada lado del acceso. También es conveniente ubicar en el centro del marco superior de la puerta, del lado de afuera, un espejo pakua. Estos objetos se consiguen en tiendas de Feng Shui y son objetos simbólicos protectores y ancestrales que repelen las malas energías.

Siempre que colocamos imágenes que irradian un Qi de excelencia deben resonar en nuestro inconsciente para que nos activen pensamientos prosperidad con su presencia.

Otros objetos que pueden ayudar en este sentido son, por ejemplo, el árbol de la vida, las gemas, las geometrías sagradas o simbología que represente la abundancia como la rana china de tres patas recostadas sobre monedas, el gato de la suerte, el elefante dorado, la pagoda china. Se trata de adornos que se usan para simbolizar la riqueza y la prosperidad.

Recuerden: este año tienen la energía disponible para accionar sobre la abundancia. La condición de ser prósperos se construye día a día, ejercitando en lo cotidiano el pensamiento positivo y el accionar que lo sostiene en el tiempo. Ocuparse de tener la casa en armonía y bien activada es signo de estar por el buen camino.

Fuente: Patricia Traversa, quien imparte la formación de Feng Shui con Decodificación Ambiental y es autora del libro “Cambie su vida con Feng Shui”. En Instagram: @patriciatraversafengshui.

Leave a Reply

Abrir chat
Hola! En qué te puedo ayudar?
Hola! En qué te puedo ayudar?